El veneno negro y mi final

  
«El veneno negro apagó mis pensamientos, terminó con mi vida... ¿Está ahora usted contento?».

Azulada libertad en su seno.
Asombrosa claridad del rey de fuego;
sus rayos de sol llegaban hasta aquí
y arriba, el eterno movimiento
hacía bailar agua de mar, aire de cielo;
nos daba la vida, hacía nuestro lugar bello.

Aquí la libertad se sentía en extenso:
podía cerrar los ojos y dejar que acariciara mi cuerpo;
podía ir tan rápido…; podía caer suave, lento;
y esconder mi fragilidad en la oscuridad,
en la suave inmensidad que cubre mi mundo completo;
o dormir mientras oía infinidad de ecos.

Ese día no imaginamos que iba a pasar esto.
Violento estruendo siniestro
y ellos cayeron, se hundieron.
Sentí como tocaron la arena del suelo;
parecía el pulso de una melodía de duelo.
Vi como las almas les huían del cuerpo;
subiendo en burbujas, se fueron;
una me rozó la piel, me quemó por dentro…

Sentí el miedo de un desconocido.
Vi por un segundo en lo que nos convertimos.
La negra capa de la muerte que vino a cubrirnos
ha vuelto estas aguas grises, las ha dejado yermas.
Pronto estaré sumido en el sueño eterno;
será mejor que seguir agonizando en el oscuro averno
y quizá sea mejor que todos cesemos de este sufrimiento.

Aún no entiendo qué hicimos
para recibir esta condena,
el infernal abrazo que nunca pedimos,
sostenido en el pilar de muerte
que se yergue desde nuestro suelo.
Aquí ya nada vive, nadie sueña;
ya no bailan agua de mar, aire de cielo.
Nuestras vidas se apagan lentamente para siempre…
 
 
 
 
Morgan Le Sorcier. 04-08-10

4 comentarios:

  1. Bien Fernando!!!!!...Hay toda una metafora ecologica en tus versos,un canto en contra del abuso de nuestros recursos naturales,duele ver derrame de petroleo en el Mar,es un atentado enorme a la Vida y la belleza del Mundo Marino...espero no estar equivocado y que ese sea realmente tu mensaje o lo que quisiste expresar en tus versos...Saludos...ahi me respondes jajaja...

    ResponderEliminar
  2. No estás equivocado, es precisamente eso lo que se quiere expresar en este poema, es la agonía de un ser marino que ve cómo se destruye su mundo y se queda sin oxigeno por culpa de una irresponsabilidad… Muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Excelente el poema, una gran forma de contarle al mundo cómo se autodestruye. Lástima que la gran mayoría de las personas que gozan contaminar el medio ambiente no se interese por la literatura, los poemas y el arte en general. Ciertamente su percepción cambiaría al ver sitios como este. Felicidades y sigue con este blog!.

    Arturo Cabello.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta a veces escribir como si yo fuese ese ser el que sufre, vive, es feliz, o tiene algún asunto por allí, pensar o ponerme en el lugar del otro y expresar con mis palabras lo que pasa alrededor de estos personajes...

    ResponderEliminar